La comida
en Filipinas

Cuando preguntas qué es lo que más gusta de un país, muchas veces ocupa la gastronomía la primera posición, donde se disfruta también la parte del viaje que toca sentarse en la mesa. Curiosamente, pocas veces ocurre esto con la comida en Filipinas, ¡y es que sus países vecinos se lo ponen bien difícil!

Es una lástima oír afirmaciones como que no es un país para vegetarianos o se pasa hambre durante el viaje. Salta a la vista que los mejores restaurantes de cada pueblo necesitan un empujón para salir a la luz, ¡y de eso nos encargamos nosotros!

Mercadillo de Manila

¿Es potable el agua en Filipinas?

Sentimos decirte que el agua corriente en Filipinas es mala, y deberás añadir a las cosas que llevar en la mohchila una botella de agua. En cualquier sari-sari podrás comprar agua embotellada, filtrada, destilada, y con suerte mineral. En el agua en Filipinas te explicamos como funciona.

La cocina filipina

La cultura culinaria filipina se basa en una gran variedad de sopas, verduras, pescados, asados, carnes en adobo, postres, y por supuesto, frutas tropicales. Pero la combinación de ellos en sus platos, no nos hace la boca agua como cuando se habla del ramen en Japón, el pho de Vietnam o el pad thai en Tailandia.

Hay quiénes se van de Filipinas criticando su gastronomía ‘pobre’, sin entender cómo pueden comer arroz hasta para desayunar. Basta con preguntar a cualquier nativo por qué lo hace, para que te diga que le encantaría comer lo que comes tu, pero no se lo puede permitir.

En este país también hay que hacer un reset en cuanto a comida, y empezar de cero a disfrutarla conociendo los siguientes detalles:

1. No busques cuchillo: NO hay

Estando tan lejos de tu país, prepárate para descubrir mundos inimaginables, como el de usar la cuchara para cortar. No es broma, puedes ir practicando en casa porque como se te ocurra pedir un cuchillo, te traerán el jamonero de la cocina, y es muy graciosa la situación.

Por cierto, se dice igual en tagalo cuchillo, tenedor, cuchara, vaso, mesa, silla, y la mayoría de elementos de la cocina, entre más de otras 3 mil palabras.

2. Cada isla, un mundo

El país está dividido en más de 7 mil islas y eso dificulta la homogeneización gastronómica excepto con el arroz, que llega a todas partes. La supervivencia en Filipinas de muchos locales y durante siglos, se ha basado en conseguir el alimento del mar, al tener según qué islas el terreno arenoso, haciendo imposible la agricultura.

En cambio, otras bendecidas por poder cosechar alimentos en concreto, utilizados como ingredientes estrella en las recetas, hacen que cada isla tenga algo nuevo que ofrecerte.

3. La carinderia + consejos

Carinderia, el restaurante filipino

La primera palabra que se aprende al llegar al país es carienderia, referida al restaurante pensado para la clase baja, que aún habiendo más que panaderías en España, todas siguen el mismo patrón, vayas a la isla que vayas. Fuera de ciudad, exceptuando en sitios turísticos con restaurantes internacionales, esta será la única opción a la hora de comer. Y como en algún momento de tu ruta tendrás que recurrir a uno de estos, que no te pillen por sorpresa.

  • Precio extra-económico: generalmente 50 php (1€) por ración con arroz de acompañante y bebida.
  • Ollas metálicas en la entrada, cada una con las típicas recetas de Filipinas y otras con recetas de la región, previamente cocinadas.
  • El proceso a seguir es siempre el mismo: levantar tapa por tapa para ver que hay dentro, y decidir cuál te apetece. (¿Puedo tener una/o de esta/o? se dice Pabili ako isa?)
  • Pedir cuantas raciones de arroz desees. Una ración es la medida de una taza.
  • El tenedor y la cuchara, y vaso te lo coges tú mismo, busca por el local, suelen estar dentro de un bote sumergidos en agua caliente (ojo, quema).
  • Suele haber un bidón de agua con grifo. Puedes beber de esa agua con total tranquilidad, es como agua embotellada pero en gran envase, y gratis.
  • La comida la cocinan a la madrugada, para que esté lista sobre las 6-7 de la mañana. A medida que pasa el día, las opciones se acaban, y la comida se enfría.
  • Recuerda que se come a las 12 del mediodía, y la cena es por la tarde. Una vez se acaba, ya no hay más, y suele ser sobre las 16 – 17h.
  • A diferencia de nosotros, en desayuno, comida y cena se come lo mismo. Si se da el caso, siempre hay la opción de comprar el bote de noodles en alguna tienda y pedir agua caliente.

4. El estilo de cocina marcado por la historia

El arroz es el alimento siempre presente en las 3 comidas diarias que suele hacer el filipino, y gracias a su cultura milenaria de este cereal, les ha permitido desarrollar su paladar para diferenciar y disfrutar sus ¡más de 300 variedades de grano!

El estilo de cocina para carnes y pescados que se puede encontrar en cualquier región es el adobo, renombrado así por los españoles durante la colonización. Se trata de un marinado con base de salsa de soja, vinagre, ajo, y el ingrediente estrella en cada región, que ayuda a prolongar su conservación gracias a los ácidos del vinagre y sales de la salsa de soja. El otro estilo pero con menos éxito, al ser más difícil de aceptar por nuestro paladar se llama sinigang, una sopa procedente de estofado de pescados, cerdo o verduras, que suele acidularse con frutas como el tamarindo o kamias.

Comida típica en Filipinas

Cuando preguntes en la carinderia que hay en cada olla, te dirán el nombre, y tú te quedarás igual. Para que eso no ocurra, aquí tienes los nombres de las recetas que suelen estar en cualquier carinderia.

1. Pancit Bihon / Cantón / Malabon

El plato, muy popular en Filipinas, es muy similar al yakisoba. La palabra pancit deriva del idioma chino Min Nan, donde la palabra pian y sit significa literalmente algo que ha sido cocinado rápidamente. Existen más de 10 variedades diferentes.

La variedad bihon es con fideos de arroz, la variedad cantón es con noodles, y la variedad malabon tiene un tono amarillo anaranjado, al cocinarse con achiote, caldo de camarón o sazonador.

2. Tinola

Sopa con base de pollo, ajo, jengibre, y malunggay, que es una planta con unas hojitas muy ricas en vitaminas que le dan al caldo un sabor único.

3. Ubod ng Kawayan

Ubod significa bebé y Kawayan significa bambú. Son tallos de bambú joven cocidos con leche de coco.

4. Tortang Talong

La berenjena típica de Filipinas es más estrecha, larga, y su sabor es muchísimo más intenso. Es una de las cosas que tienes que probar. Berenjena asada, aplanada, y rebozada con harina y huevo, ¡rico!

Dicen que no has estado en Filipinas si no has probado …

1. Balut

Significa ‘envuelto’ y es un huevo de pato fertilizado durante 16 días, y que se cuece al igual que un huevo cocido. Sin duda estaría en primera posición si hubiera un ranking de comida extraña.

En el país es visto como una delicia por su alto contenido proteico, y los locales afirman que es afrodisíaco. Se suele vender en puestos callejeros por 100 php la unidad. Un consejo es que si vas a probar, no lo huelas.

2. Nido Soup

No es fácil encontrar en Filipinas al ser tradición china, pero el producto para cocinarlo es conseguido en El Nido, Palawan, donde se recolectan estos nidos.

Este plato es una exquisitez realmente cara ya que los nidos provienen de vencejos, un pájaro parecido a la golondrina. Es conocido por producir nidos de saliva que se atribuyen a la textura gelatinosa única de esta sopa. Otro atributo que hace que este ingrediente sea costoso es que estos nidos en forma de copa solo se pueden encontrar en paredes de cuevas realmente altas, lo que hace que sea extremadamente difícil de cosechar. Un nido puede costar unos 30$.

3. Champurrado

Uno de los más peculiares. Arroz hervido en agua/leche con cacao, y pescado seco (tuyo). Hay quien encuentra atractiva a esta fuerte combinación de estos dos sabores.

4. Jackfruit con coco (ginataang langka)

Aún siendo el Jackfruit una fruta tropical que te contamos más abajo, este plato se considera primer plato al estar cocinado con leche de coco y jengibre.

Postres típicos en Filipinas

1. Mango Float

Puesto en primera posición por ser el postre por excelencia, para muchos el mejor postre del mundo.

Imagina combinar todos los mejores sabores dulces que existen: galleta Graham sabor caramelo, leche condensada, y entre otros, el mango. Mucha gente se va del país sin saber que existe.

2. Halo – Halo (mix – mix)

Es el postre nacional de Filipinas. Su mismo nombre lo indica, mezcla de todo. Y cuando se dice todo, es todo: bola de hielo picado, ube, trozos de flan, gelatinas de colores, coco rallado, cereales, judías dulces, maíz, … y lo que pille por ahí.

3. Buko pie (tarta de coco)

Tarta típica del sur de Luzón que se sirve caliente, hecha con crema de coco y trozos en el interior. Si coges algún bus de largo recorrido, suelen venderlo en las paradas de descanso.

Frutas típicas de Filipinas

Si la curiosidad te define, los mercados de Filipinas te harán feliz. Existen decenas de frutas que posiblemente no hayas visto antes, y para que te vayas haciendo una idea aquí tienes las más conocidas.

1. Mango

A pesar de ser conocido mundialmente, tiene la primera posición al ser la fruta nacional de Filipinas. Encontrarás 4 tipos:

  • Carabao: Es el más dulce, si te lo comes verde es muy agrio.
  • Pico: Es menos dulce.
  • Apple mango: Puede comerse verde, y usarlo para ensaladas.
  • Injan mango: pequeño, redondeado y verde.

2. Dragon Fruit / Pitahaya

Esta fruta que parece traída de otro planeta roba el corazón a cualquiera por su nombre, color, forma. Pero no esperes un sabor divino, pues es algo dulce pero insípido y aguado, y por su alto precio, suele comprarse una vez y no más.

3. Jackfruit

Es originaria de Indonesia, donde se halla la mayor diversidad genética, pero esparcida por todos los bosques de Filipinas. Su interior es muy parecido a la piña, con un sabor muy dulce pero con un ligero toque ácido, que recuerda una mezcla de mango con naranja. El tamaño de esta fruta puede llegar a los 90 cm de largo – 50 cm de ancho, y llegar a pesar 55 kg. (¡Ponme 3!)

4. Rambután

Otra fruta de Marte. Muy dulce, con la pulpa parecida a la uva, tiene un sabor fresco y jugoso. Está considerada una de las frutas más exóticas del mundo, y está calificada como ‘superfruta’ por los grandes beneficios que ofrece.

5. Lanzones

Normalmente se encuentran en racimos de 20 a 30 bayas, cada una cubierta por una piel gruesa de color ocre. Debajo, el fruto está dividido en cinco o seis gajos traslucidos, de pulpa jugosa con un sabor algo ácido.

En Filipinas se cultiva mayoritariamente en el norte y se encuentra en abundancia en Luzón, Cagayan de Oro, Butuan, y Camiguín, siendo especialmente los de este sitio los más dulces.
Cuando vayas a probarlo pide a un local que te enseñe cómo hacerlo, ¡tiene su truco!

6. Papaya

No le hacen falta presentaciones al poderse encontrar en los supermercados de España. La diferencia es su precio mucho más económico, y que aquí la podrás ver casi a diario colgando de los árboles. Ten en cuenta que cualquier árbol frutal tiene dueño, y la tentación irá contigo todo el viaje.

6. Calamansi

La calamondina o calamansi, también conocida como “planta de naranjo miniatura”, es nativa de Filipinas y de China. Produce naranjas diminutas comestibles y agrias, que se usan como sustituto del limón o lima en muchas recetas. Las vas a encontrar en cualquier carinderia como parte del aliño para el arroz, mezclado en un platito con salsa de soja, vinagre y guindilla.

Bebidas típicas en Filipinas

El día a día del filipino de pueblo, es vivir el día como si fuera el último, y aunque son ellos quien lo dicen, se nota. Pasar el día en familia con las puertas abiertas, acaban reunidos con vecinos y conocidos, que suele terminar con un karaoke, y por supuesto alcohol no falta.

1. San Miguel

La cerveza es el día a día del filipino que disfruta de la vida. Y la única marca local es San Miguel. ¿Pero San Miguel no es española? No, fue creada en Filipinas, y exportada a España, donde se creó la primera fábrica en Lleida. Hay muchas versiones, 3 de ellas las más populares: la pilsen (clásica), la light (menos calorías) y la red horse (más alcohol).

2. Ron Tanduay

El ron va que vuela, y no es de extrañar sabiendo que la botella vale lo mismo que una botella de agua y se encuentra en todos los sari-sari. Es el ron local más popular entre viajeros, pero te contamos un secreto: hay otro llamado Zapata, menos fácil de encontrar, pero con el mismo precio y ¡mucha más calidad!

3. Lambanog

¿¡Tanto coco y no le dan uso?! La respuesta es sí. Quién ha hecho la ruta clásica habla del Tanduay. Quien se adentra en la Filipinas auténtica, descubre su tesoro mejor guardado, el Lambanog.
Es un licor destilado filipino hecho de savia de palma de coco o nipa. Como es difícil encontrarlo dado al poco margen de tiempo que tenemos, podrás encontrar la versión comercializada en el restaurante Tambay, en el artículo de los mejores restaurantes de Manila.

Viaje al origen

Si sueñas con huir de las masificaciones y adentrarte en la autenticidad del país, interactuar con tribus, cruzar selvas y tener la experiencia de vivir en una isla privada sola para ti, podrás contar la experiencia.

Disfrutar de la virginidad de Filipinas tiene un precio: conocer los trucos y consejos que permiten viajar sin sorpresas. Aquí las ponemos a tu alcance

Información Útil

Guías destacadas

Guía de Sagada

Guía de Romblón

Guía de Manila

Guía de Corón

Guía de Sibuyan

Guía de Port Barton

Comparte en: