Supervivencia en
las Islas Filipinas

Todos soñamos con una playa de arena blanca en una isla paradisíaca, rodeada de aguas turquesas, y que además, sea inhabitada. Y ya puestos a pedir, que tenga cocoteros y bambúes que nos faciliten la supervivencia sin tener que depender de nadie, y poder demostrar que se puede sobrevivir sin tener nada, teniéndolo todo.

Automáticamente la mirada se nos va a Filipinas, con más de 7.345 islas. Y si bien la buena noticia es que podemos decirte que es posible, acarrea un ‘pero’ que te cuento enseguida.

Este artículo es un manual básico para viajeros sin conocimiento de técnicas de supervivencia, orientado expresamente para cualquiera que desea salir de la típica ruta del turista, y explorar la Filipinas auténtica por su cuenta. Así pues, se entiende que el usuario dispone de medios básicos como un mechero para hacer fuego, alimento para poderlo cocinar, o su propio refugio donde dormir.

Acampada en las playas de Palawan

El fin es facilitar un resumen de la información, así como los problemas que trae la tienda de acampada, situaciones climáticas, orientación, equipo necesario, posibles peligros, o mitos, para poder hacer un estudio previo del entorno, y sin encontrarse sorpresas a la hora de realizarlo.

Por otro lado, las técnicas de supervivencia donde se usa la madre naturaleza como único medio para hacer un fuego, conseguir agua potable o alimento, construir refugio tropical, etc. suponen mucha información y la ayuda de un instructor para llevarlo a cabo. Si te interesa, podrás conseguir la teoría y ponerlo en práctica con el Viaje al Origen. Debido al coronavirus este viaje se encuentra detenido temporalmente, y estamos trabajando para poder empezar lo antes posible. Si deseas que te avisaremos tan pronto conozcamos las fechas de apertura puedes solicitarlo aquí.

¿Todas las islas / playas tienen dueño?

La respuesta es sí, pero el dueño nunca está. Sin embargo, hay un cuidador, llamado caretaker, que vive allí solo o con la familia a cambio de vigilar que nadie pasa una larga estancia en la isla / playa. Esto ocurre porque según la ley, si alguien vive en una tierra que no es suya durante determinados años, pasa a ser de su propiedad.

El proceso siempre es el mismo: hablar con el cuidador, preguntarle si está permitido acampar en la isla, y rezar para que sea un sí. Aconsejamos informarse antes, pues en el caso de que no se pueda, el trayecto en barca habrá sido en vano, y el tiempo perdido.

Los cuidadores son locales de clase baja, que apenas hablan inglés, pero no les hace falta. Una vez hecha la hoguera, suelen traer madera, cocos, o simplemente se sientan a tu lado y pasan un rato en compañía bajo las estrellas.

Los cuidadores tienen la obligación de hacer pagar una tasa de entrada (entrance fee) y otra por pasar la noche (overnight) si se puede. Los precios son extremadamente bajos, normalmente entre 0,4 y 4€, y por norma general se lo queda el cuidador, que lo utiliza para poder comprar sus necesidades. En cambio, en las que son turísticas el precio puede subir bastante, como la mítica Onuk Island en Balabac, que solo la entrada ya vale 26€.

Acampada organizada en Filipinas

Una de las actividades que hacen memorable el viaje es la acampada, pero si vas con la idea de tenerlo todo hecho y fácil, hay agencias en los tours de island hopping (día en barca visitando islas) que ofrecen la opción de varios días acampando en islas. Si bien son en grupo, también se puede contratar el tour privado, que aunque suene a caro, lo es solo un poco más que el tour abierto. En los artículos de las actividades en los pueblos donde se hacen los island hopping encontrarás la información.

Estas agencias programan la ruta más conveniente según tus intereses, teniendo en cuenta estados meteorológicos y mareas, para encontrar las lenguas de arena (si hay) en su pleno esplendor, que es cuando la marea está baja. También facilitan la tienda de acampada, bebida, comida y guía.

Acampada libre en Filipinas

El tour privado está bien, pero nosotros queremos libertad en todos los sentidos. Y la solución es cargar con la casa a la espalda y trazar camino. Fácil, pero antes hay que conocer los posibles contratiempos que vamos a encontrar.

Existe una extensa gama de técnicas de supervivencia, cada una destinada para un medio, como montañas, junglas, desiertos, islas, etc. Quizás las técnicas de isla no están pensadas para montaña, pero conocerlas pueden servir para amoldarlas a ese entorno. En este caso, la supervivencia en isla, gracias a su entorno tiene solo una desventaja, y es mental, por la sensación de soledad (suponiendo que naufragamos). El resto son todo ventajas:

  • Facilidad para hacer fuego con madera / bambú, al disfrutar de ausencia de humedades. Además, en el tronco de la palmera se encuentra un tipo de malla seca ideal para usar como yesca, que prende enseguida al caer la chispa.
  • Facilidad para conseguir alimento, tanto peces y crustáceos en el mar, como cocos en la playa.
  • Facilidad para conseguir agua potable.
  • Temperaturas cálidas, aligerando considerablemente el peso de la mochila (menos material imprescindible).

1. Uso de la tienda en Filipinas

El problema más común que uno se encuentra al ir desinformado es la ventilación, algo que se pasa por alto hasta que se vive. La temperatura nocturna mínima es de 20ºC en las islas más frías, y la tienda es un sitio cerrado donde se acumula el calor que desprendemos, más el calor ambiental y la alta humedad, hace que en cuestión de minutos estés deseando abrir y ventilar. Pero entonces aparece otro problema: los mosquitos.

Si la tienda tiene una sola entrada será imposible hacer pasar el viento al quedar bloqueado. En cambio, si la tienda tiene dos entradas, abrir ambas puertas de la 2ª capa (impermeable) para que circule el aire a través de la primera (mosquitera) permitirá el paso del 20% del viento, pues el tejido de rejilla además de impedir la entrada a los mosquitos, también lo hace del viento. Además, el tiempo en Filipinas es tropical, y se caracteriza por cambios repentinos en cuestión de 5 minutos. Una tormenta a media noche es posible, y una inundación en la tienda también.

La solución más óptima es olvidarse de la tienda y darle una oportunidad a la hamaca con mosquitera, y cubierta por un toldo. Por un lado, quedamos resguardados de la lluvia, a la vez que permitimos el paso del poco viento que pueda entrar. Y por otro lado quedamos elevados del suelo, aislándonos tanto del calor que desprende la tierra después de estar todo el día bajo el sol, como del agua en el caso de fuertes tormentas. Además, nos ahorramos de cargar con el colchón / esterilla.

2. Lugares para acampar en Filipinas

La gracia de acampar en la playa, es tener el agua bien cerca. Algo que sabemos todos pero que con el subidón del momento se nos puede olvidar, es la subida de la marea. Despertarte con el sonido del mar es una experiencia inolvidable, y despertarte dentro de él, una experiencia legendaria.

En Filipinas la marea sube como máximo 2 metros, dependiendo de la temporada, y puede llegar a tener hasta 4 mareas por día. Hay muchas aplicaciones y webs que facilitan el pronóstico, pero dan un valor general del país, y las mareas son diferentes casi en cada playa, por lo que son erróneas. La página que más acierta es www.tide-forecast.com, al proporcionar datos más concretos de la mayoría de pueblos medianos y grandes del país.

Para ubicar la tienda / hamaca debemos recordar siempre estos factores:

  • Elegir lugares abiertos. En sotobosque, los matorrales evitan el paso del viento, y es zona de humedades e insectos, entre otros animales.
  • Evitar las zonas que se encuentran debajo de los cocoteros.
  • Un árbol de copa baja nos protegerá de lluvias intensas. Cuando hay tormenta también hay vientos fuertes, y la lluvia cae en diagonal. Desplazar la tienda considerando la dirección del viento puede ser una ventaja, si se acierta. En www.thypoon2000.com se puede comprobar la previsión de posibles tifones.
  • La teoría de nunca acampar bajo los árboles en tormentas eléctricas, es solo cuando el árbol se encuentra aislado en medio de la nada, convirtiéndose en un pararrayos.

3. Peligros de acampar en Filipinas

La duda que más nos inquieta es si hay animales peligrosos. En el artículo de los 12 peligros en Filipinas te clasificamos los que hay en todo el país, y estaría bien tener conciencia de ello. Pero al ser una clasificación genérica, aquí nos ajustamos a los peligros que debes considerar siempre a la hora de acampar en playas.

a) Frutas mortales

La vegetación tropical es bastante más retorcida que la que conocemos nosotros. Evitar comer de cualquier fruto o planta que se desconozca. Por ejemplo, en Palawan hay muchos árboles del anacardo. Este fruto seco tan conocido tiene un veneno que quema la piel cuando se saca de su cáscara. Para quitarlo hay que tostarlo o dejarlo un día al sol. Hay otros frutos, que apetece acariciar por su piel de terciopelo, y el contacto con el dedo causa picores insoportables en todo el cuerpo durante horas.

Pero si de alguien hay que hablar, es del coco, que si bien puede salvarnos la vida por deshidratación, también nos la puede quitar si cae en la cabeza. La caída de cocos es constante, y hay un estudio que dice que mueren 150 personas al año por caídas de coco en la cabeza.

Una chica nos escribió dándonos las gracias por haberle estropeado su tranquilidad en las playas. A cada una que iba estaba pendiente de no pasar por debajo de ninguna palmera. La intención no es arruinar unas vacaciones, sino que se puedan tener más. No hay que obsesionarse evitando toda palmera, pero si largos periodos de tiempo debajo de ella.

En resumen, un coco lleno de agua de unos 2,5 Kg, en una palmera de unos 25 metros de alto, la velocidad justo antes del impacto es de 80 km/h.

b) Animales peligrosos

Acampar en las playas se puede hacer con total tranquilidad, al encontrarse alejadas del hábitat de cualquier animal. El único animal grande peligroso es el cocodrilo, pero viven en los manglares de la isla de Balabac, y allí no vamos a acampar. El resto de animalitos que pueden acabar contigo siguen el mismo patrón: se esconden en el interior de la selva, y solo atacan si son atacados, por lo que debe dejar de preocuparte. Pero como hay la posibilidad de que interpreten que están siendo atacados, existe una pauta para evitarlo.

  • Cruzando selvas, lo haremos con un palo, golpeando en ramas y zarzas con el fín de hacer ruido, y alertar a los animales de que estamos llegando. De esta manera, evitaremos cogerlos por sorpresa, y que ataquen al asustarse.
  • Antes de acostarse comprobar que no hemos dejado restos de comida en los alrededores de la tienda, son una atracción para todo tipo de animales.
  • Por la mañana, antes de ponernos la ropa o el calzado, si ha pasado la noche en el exterior, comprobar que no hay arañas. Son un palacio para ellas.
  • Usar siempre aceite de coco o líquido antimosquitos para adentrarse en selvas, hemos contado 30 picadas a los 10 segundos de entrar en ella.

Mosca de arena: Esta mosquita del tamaño de un grano de azúcar, es la pesadilla de los turistas que deciden visitar las playas que no tienen la arena removida por el paso de gente. Pero a ti, ya sabiendo de qué va, no te cogerá por sorpresa. Está toda la información en los peligros de Filipinas.

Medusas: También encontrarás cómo actuar frente a una picadura de medusa, pero el resumen es nunca usar agua dulce o hielo (expande el veneno), o pis (infecta la herida). Usar vinagre o alcohol en su defecto.

Sanguijuela: Es muy común en zonas tropicales húmedas. Al morder inyecta anestésico que alivia el dolor, pero también anticoagulante que dificulta la cicatrización. Hay varios mitos, como quemarla o arrancarla. Si se quema puede vomitar e infectar. Si se arranca pueden quedar las mandíbulas en la herida e infectar.

La solución es echar sal, por eso nunca se pegan cuando la piel está sudada. Pero como seguramente no llevarás sal, podrás despegarla con tu uña / tarjeta de crédito despegando la ventosa de tu piel, y apartarla enseguida porque se vuelve a pegar. La otra opción es esperar 20 minutos a que se llene de sangre y se despegue por su cuenta.

Serpientes: Igual que los otros animales solo atacan para defenderse. Hay un estudio que dice que la mayoría de picaduras de serpiente son a personas ebrias. Los selfies con serpientes pasan factura.

4. Orientación en selvas

Si bien el internet en Filipinas es sorprendentemente bueno y podemos hacer uso del GPS y el modo satélite para encontrar caminos, la mayoría quedan cubiertos por árboles, haciendo imposible saber si existe algún modo de llegar a la playa que nos interesa. Ahí entra la suerte del usuario, pero recuerda siempre que sea posible dejar constancia alguien de tu ubicación aproximada, por lo que pueda pasar.

En el caso de perderse y quedarse sin batería, o por simple curiosidad, hay dos métodos efectivos para encontrar el norte:

  • Durante el día, poner un palo vertical y marcar en el suelo el extremo de la sombra. 10 minutos después repetir la operación, y unir las dos marcas. Esa línea marca el este-oeste. Intuyendo de donde salió el sol por su posición, sabremos dónde está el norte. Si da la casualidad que son las 12 del mediodía, podrás usar tu mismo cuerpo como palo, y tu sombra marcará directamente al norte.
  • Durante la noche, trazando una línea vertical desde la estrella polar hacia el mar, tendremos el norte. Se encuentra a partir de la osa menor (carro) o Casiopea. En Youtube hay varios vídeos que lo explican.

5. Hacer fuego en Filipinas

Si el cuidador nos lo permite, al entrar la noche se puede hacer fuego en la orilla. Pero una vez más, tanto podrá ser que no le haga gracia, o que termines con 20 filipinos echando hojas de palmera al fuego, y que la conviertan en las fallas de Valencia, y tu momento romántico se convierta en la party del año.

El sustituto de la madera es el coco seco, que arde más fácilmente y tiene larga duración, ¡un regalo de la naturaleza! Cualquier playa tiene cocos secos en el suelo, pero recomendamos hacer la recolecta mientras haya horas de luz, para evitar tener que ir a oscuras a buscarlos. Se cava un hoyo en la arena de un palmo de profundidad, para que quede resguardado del viento. Se usa la piel del tronco de la palmera como yesca, y se cubre con pieles de coco desmigadas. Una vez el fuego está asegurado, se puede ir echando mitades de coco directamente.

Como parrilla se usa la parte central de la hoja de la palmera, que cuando está verde tarda horas en arder. Recuerda al día siguiente tapar el agujero y volver a dejar la playa curiosa, como la encontraste. Y como un vídeo vale más que mil imágenes, aquí tienes tu futuro momento zen.

6. Alimentación

Tanto el agua como el alimento más fáciles de conseguir vienen del coco. El agua de coco es un excelente hidratante, con muy pocas calorías, rica en potasio e hidratos de carbono. Además, es el remedio perfecto para la resaca ¡Comprobado!

Existe la creencia que el coco que encontramos en los supermercados y el verde que aparece en las fotografias tropicales son distintos. Pues es el mismo coco, pero en distinta fase de maduración. El coco pequeño y marrón se encuentra en la última fase de maduración, donde la pulpa ya se ha endurecido y absorbido el agua.

Se considera que el coco está maduro cuando está verde y grande, donde la pulpa es carnosa y posee más de medio litro de agua. Si el coco ya ha empezado a ponerse marrón, el agua que encontraremos en lugar de dulce será agria. En ese momento es cuando el coco empieza a endurecer la pulpa, y crear el bulbo para echar raíces.

El agua de un coco verde contiene unos 16 gr de azúcar, que es igual a 2,5 sobres de azúcar, un peligro para los diabéticos. Tanto el agua como la pulpa contienen grasas difíciles de digerir, y beber en exceso provoca diarrea.

Una vez hecha la hoguera, toca cocinar, y qué mejor que un pescado fresco. En cualquier poblado mediano tienen pescadería, y podrás encontrar rodajas inmensas de atún por 1,5€ el kg, o blue marlin, uno de los pescados más sabrosos de Filipinas. Si el poblado es pequeño, preguntando encontrarás algún pescador que vende la pesca de la noche anterior, pero ahí ya tendrás que aceptar lo que disponga.

Para vegetarianos / veganos, la opción más práctica son los noodles que se pueden comprar en cualquier sari-sari (badulake filipino). En cualquiera de los casos, comprar suficiente agua tanto para beber como para hervir. Y ya que estás, coger una botella extra porque es algo de lo que se suele hacer corto.

7. Equipo necesario

Los elementos serán los mismos recomendados en qué llevar en la mochila para viajar a Filipinas, pero añadiendo los siguientes.

Kit de ollas. En Amazon podrás encontrar con buena calidad, ligeras y muy económicas, de la marca Ballery.

Tenedor. Hay una versión tenedor-cuchara, que al ser de plástico es ligera, pero hay que tener cuidado porque es fácil de romper. Venden el mismo modelo en Decathlon, cualquier tienda de aventura, o en este enlace de amazon.

Linterna frontal. La versión con batería de litio es desaconsejada para temperaturas bajas, al descargarse. Pero como frío no hace, y tiene la ventaja de poderse recargar mediante la powerbank, te recomendamos nuestra favorita, con diferentes haces de luz y alto grado de impermeabilidad. Encontrarás marcas muy baratas, pero en cosas así se necesita calidad, y Black Diamond es de las pioneras en el mundo de la aventura.

Powerbank. Baterías externas hay mil modelos y precios. Y si bien las económicas pueden hacer el apaño, suelen dejar de cargar a los pocos usos. Es otra de las cosas en las que merece invertir un poco más y tener la seguridad de que funcionará cuando más la necesitemos. Entre varias, la que más nos dura es la Xiaomi 20.000mAh.

Cuchillo. A pesar de ser el elemento imprescindible para la supervivencia, supone un problema si vamos a coger vuelos regionales, obligándonos a facturar la mochila. Sale más a cuenta comprarlo en cualquier mercado, con precios tan bajos que se puede considerar de usar y tirar. Aun así, es un elemento prescindible si en la pescadería nos limpian el pescado y encontramos algún local con bolo (cuchillo filipino que se usa para abrir cocos).

Mechero. Indispensable para hacer fuego. En su defecto, si quieres probar de hacer arder la yesca con chispa, puedes añadir el pedernal, con la ventaja de funcionar aún mojado.

Bolsas de plástico. Necesaria a la hora de recoger los restos de comida y plásticos, pero también útiles para guardar ropa sucia o mojada.

Cuerda. En el caso de optar por la opción de hamaca + toldo, necesitarás cuerda para sujetarlos. La cuerda utilizada en supervivencia se llama paracord, conocida por ser la cuerda que se usa en los paracaídas. Está formada por una camisa resistente y elástica, y un núcleo de 7 hilos, que en caso de emergencia se puede abrir y empalmar, y conseguir un hilo resistente 7 veces más largo. Entre los diferentes modelos te será suficiente el Paracord 550. Al seleccionar el color interesa que sea llamativo, al hacerlo visible si es zona de paso, y evitar que quede olvidado al abandonar el lugar. Cuidado al comprar, hay mucha imitación barata.

Toldo. Muchos modelos, pero que sea resistente y realmente impermeable hay pocos. Encontrarás muchas marcas básicas, pero si te interesa una especializada en toldos técnicos, la marca DD Hammocks preside este mercado, al ser realmente impermeable y resistente, tanto que lo utilizamos también como hamaca.

Tienda de acampada: Otra de las cosas en las que creemos que vale la pena invertir. La marca Ferrino se dedica a las tiendas de acampada ultraligeras para alta montaña, con dimensiones plegadas increíblemente bajas. Son las que utilizamos para acampar en islas y el espacio que ocupa y el poco peso se agradece. Ferrino Lightent 2 (2,1 kg) y Ferrino Lightent 3 (2,4kg y 2 puertas).

Mochila. En el artículo de qué llevar en la mochila te proponemos opciones de mochila, que se caracterizan por la comodidad. Pero si buscas una mochila táctica, en Amazon venden la marca Mil-Tec, que si bien da desconfianza a quien la desconoce por su bajo precio, su calidad es excelente. Tanto, que a día de hoy la siguen produciendo sin necesidad de cambiar el diseño. Tenemos varias desde hace más de 10 años, y lo único que ha cambiado es el color por desgaste.

8. Mitos

Mientras te dábamos la información ya hemos desmentido unos pocos, pero ahí van más.

  • La orina como medio de hidratación: A pesar de ser agua, las sales que contiene provocan que la deshidratación sea mayor. Además, contiene patógenos que te pueden enfermar y vomitar, acelerando la deshidratación.
  • La nieve como medio de hidratación: Provoca quemaduras y se pierde temperatura corporal, amiga de la hipotermia.
  • La pirámide de elementos vitales es agua, fuego, refugio y alimentos. Error. Los elementos vitales son: elemento fortuito, oxígeno, temperatura, agua y alimento.
  • Si te pica una serpiente hay que cortar y chupar la sangre. Ese veneno se va a la boca. Hay que relajarse y buscar un hospital. Como más nervios, más rápido circula la sangre, y no interesa.
  • En supervivencia, se necesita proteína. Falso. El cuerpo necesita azúcares, carbohidratos.
  • Beber alcohol calienta. Falso, el alcohol es vasodilatador, y al dilatar las venas, el calor se pierde más rápido.
  • Si ves un oso hazte el muerto. Me parto.
  • Dormir desnudo calienta más el saco. Voy a llorar.
  • El musgo indica donde está el norte. Vale 😭

Viaje al origen

Si sueñas con huir de las masificaciones y adentrarte en la autenticidad del país, interactuar con tribus, cruzar selvas y tener la experiencia de vivir en una isla privada sola para ti, podrás contar la experiencia.

Disfrutar de la virginidad de Filipinas tiene un precio: conocer los trucos y consejos que permiten viajar sin sorpresas. Aquí las ponemos a tu alcance

Información Útil

Guías destacadas

Guía de Sagada

Guía de Romblón

Guía de Manila

Guía de Corón

Guía de Sibuyan

Guía de Port Barton

Comparte en: